El homo novus revolucionario

“Tal como lo presentó Albert Soboul, en un cuadro en el que está ausente la complacencia, sin caer en la denigración, el sans culotte parisiense presenta otras características. En su actividad política, en su vida cotidiana, en su ética, en su comportamiento e incluso en su vestimenta, quedan de manifiesto una «visión del mundo» y una actitud ante la vida (…). Es el sueño de la igualdad vivido: la carmañola, el tuteo, las fórmulas («tu igual en derecho»), la celosa adhesión a la democracia seccionaria directa. Es la fraternidad en acción -al igual que en los banquetes fraternales de mesidor del año II, en la práctica social cotidiana-, la defensa del pan y del vino para todos, la tasación de los alquileres y la limitación del derecho de propiedad. Y es también, sin duda, la austeridad, y un discurso espartano sin ser, no obstante, puritano, que desemboca en una nueva moral «natural», liberada de prejuicios, que llega incluso a admitir la unión libre… aunque sin superar un viejo fondo de enraizada falocracia. Y por último, es un compromiso que no se escatima, al servicio del nuevo mundo soñado.”

Michel Vovelle en La mentalidad revolucionaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s