Memoria sobre Trotsky por J.T. Farrell

“Fuimos de picnic con él después del fin de las sesiones de Coyoacán. Esperando la partida parados en el porche del patio de la casa Rivera, Trotsky se aseguraba que hubiera suficientes provisiones para todos, que hubiera cerveza para mí, que no se olvidaran de nada. Mi mujer me hacía rabiar haciéndome notar que Trotsky se interesaba por su casa y que, si él podía hacerlo, yo podía también. Luego él se me acercó. Yo observé: “¡Lev Davidovich, usted ha arruinado mi vida!”. Le expliqué lo que quería decir y le conté lo que me había dicho mi mujer. “Es muy simple”, respondió con un fuerte acento. “Antes, tuve que alimentar a cinco millones de hombres. Es un poco más complejo que alimentar a cinco”. Siempre había una idea, una referencia política, una moral en su espíritu […]”

Pueden encontrarla completa aquí…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s