Y me quedé, por la suavidad del grito

Anuncios

Ciencia

¿Puede, acaso, un sólo pulso derribar siglos de conocimiento? ¿Puede, una vez, triunfar el amor en la batalla por la verdad? ¿Es el amor, acaso, la única verdad comprobable? ¿Puede un latido, un simbronazo inexplicable, golpear más fuerte que la unión de todas las ciencias?

El tiempo mata

Amenazante, el filo de la aguja que recorre el tiempo, los acorrala contra sus propios deseos. Sangran los segundos, el amor sufre y cada minuto es una derrota que alcanza la victoria. La vida siente contra su garganta la amenaza de las agujas. Suda. La tortura es el tic tac sobre la sien. El tiempo mata. Ellos resisten hasta que reflejan su imagen en la última gota de sangre, que lenta, se seca para dejar una huella eterna.